enero 8, 2015
  •  
  •  

Las petroleras de EE.UU., forzadas a bombear crudo para pagar sus deudas

Erin Ailworth, Russell Gold y Timothy Puko. Dana Mattioli y Dan Molinski contribuyeron a este artículo
Las empresas estadounidenses de Petròleo y gas se endeudaron fuertemente durante el auge del sector energético, con un alza de sus pasivos de casi 55% desde 2010 para llegar a casi US$200.000 millones.

La necesidad de estas empresas de cubrir sus costos de endeudamiento ayuda a explicar por qué los productores de EE.UU. planean seguir con la extracción de crudo incluso si el barril se negocia por menos de US$50, con un descenso de 55% desde junio. El Brent para entrega en febrero cerró ayer 0,10% al alza en US$51,15.

Ya se ven señales de problemas en el sector, donde el crecimiento de los ingresos no se ha mantenido a la par del endeudamiento. El domingo, WBH Energy LLC, una firma de capital cerrado que se concentra en Texas, y sus socios se acogieron a la ley de protección por bancarrota, argumentando que su prestamista se había rehusado a desembolsar más dinero y citando una deuda de entre US$10 millones y US$50 millones. Ni la empresa con sede en Austin ni sus abogados respondieron a solicitudes de comentarios.

Analistas del sector energético están seguros de que habrá cesaciones de pago. «El grupo no está en posición (para resistir) esta recesión», dijo Daniel Katzenberg, analista de Robert W. Baird & Co. «Hay demasiados balances feos».

La industria también está esperando una ola de ventas de activos y consolidaciones, aunque no hasta que los precios se estabilicen y las valuaciones se vuelvan más claras. Los banqueros dicen que las empresas son renuentes a hacer acuerdos con los precios de las acciones bajo presión, ya que temen que estén vendiendo muy barato, y los compradores no quieren pagar en exceso si los precios siguen cayendo.

Y las fusiones no son una panacea. «Para ser el consolidador de una compañía que tiene un gran agujero en su flujo de caja hay que tener la habilidad de satisfacer esa necesidad de flujo de caja», dijo Dennis Cornell, director gerente y jefe de banca de inversión de Morgan Stanley para el sector energético en el continente americano. «No puede esperar que dos compañías con grandes problemas en sus flujos de caja se unan y mitiguen el problema».

En lugar de eso, el banco de inversión está «pensando en formas más creativas para llevar capital a sus clientes», dijo Cornell, por ejemplo, a través de inyecciones privadas de fondos.
Antes de que los precios del crudo cayeran, los productores estadounidenses de Petròleo y gas podían firmar contratos de leasing y perforar yacimientos incluso si eso requería que gastaran más que sus ingresos. La deuda era usada para suplir el déficit de caja y permitir que las empresas pudieran desarrollar campos petroleros en Texas, Dakota del Norte y ubicaciones más nuevas, incluyendo Colorado.

En 2010, las empresas de producción de crudo y gas en EE.UU. tenían un total de deuda combinada de US$128.000 millones, según datos financieros compilados por S&P Capital IQ. En el trimestre más reciente, la deuda total combinada del grupo llegaba ya a US$199.000 millones. El grupo no incluye a Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp., que también ganan dinero con refinanciación, químicos y oleoductos.
Los ingresos de los productores de crudo y gas aumentaron a un ritmo más lento, 36%, a US$239.400 millones en los 12 meses que terminaron en septiembre, frente a US$175.800 millones en 2010.

Pero el Petròleo está rezagado en mínimos de cinco años y los precios del gas natural han caído 40% desde junio a menos de US$3 por millón de BTU (unidad térmica británica, por sus siglas en inglés), frente a alrededor de US$4,70 por millón de BTU.

A pesar del frío invierno, las empresas en EE.UU. han estado bombeando gas suficiente para llenar tanques de almacenamiento en todo el país a niveles no vistos en casi cinco años.
Las compañías se están concentrando ahora en conservar su efectivo, en equilibrar su balance y en el cumplimiento de las condiciones de los préstamos.

«Tener control de la deuda y asegurarse de que tiene un buen nivel de liquidez para resistir este ciclo del commodity es obviamente importante para nosotros», dijo Harold Hickey, presidente y director general de operaciones de EXCO Resources Inc. de Dallas. El ejecutivo dijo que la compañía ha estado trabajando para apuntalar su balance desde antes del colapso de los precios del crudo.

La empresa, que produce principalmente gas natural, tuvo US$713 millones en ingresos durante los 12 meses que terminaron en septiembre. La compañía ha tenido desde hace tiempo una pesada carga de deuda, que para fines de 2013 alcanzó casi US$1.900 millones. Hickey aseguró que para septiembre pasado la empresa había reducido su deuda a largo plazo a US$1.350 millones, en parte con la venta de algunos activos, y en diciembre suspendió su dividendo. Aun así, las acciones de la compañía han sufrido, desplomándose a US$2 esta semana desde US$6 en el segundo trimestre de 2014.

Aunque ninguna empresa de energía ha cesado el pago sobre sus bonos u otra deuda, Credit- Sights Inc. ha identificado unas 25 en riesgo debido a una base de activos pequeña, una alta deuda y un pequeño flujo de caja. La lista está encabezada por Sabine Oil & Gas LLC and Forest Oil Corp. (que el mes pasado se fusionaron en Sabine Oil & Gas Corp.) y Venoco Inc., que no cotiza en bolsa y que se concentra en California. Ninguna respondió a solicitudes de comentarios.
Los prestamistas ya están asumiendo una posición dura, dijo Chad Mabry, analista que sigue a los productores pequeños y medianos para el banco de inversión MLV & Co. Algunas entidades de financiación están pidiendo a los productores suministrar planes de cómo enfrentarían caídas adicionales en el precio del crudo, dijo, mientras que otros están ejerciendo presión para vender activos.

«Las proyecciones de que el precio seguirá a la baja han sido acertadas hasta ahora», dijo Mabry. «Sin ser capaces de proyectar realmente cuándo tocará fondo, es difícil tener mucha convicción del lado alcista».
La conservación de efectivo y una deuda más onerosa se traducirán en menos dinero para gastar en la producción de Petròleo y gas natural. Sin embargo, no está claro si la producción de EE.UU. se reducirá, ya que algunas grandes petroleras esperan producir más crudo y gas natural en 2015 que el año pasado, centrándose en sus mejores prospectos de perforación. US$200.000 millones.

– Dana Mattioli y Dan Molinski contribuyeron a este artículo.

Un lastre de US$200.000 millones

Las petroleras de EE.UU. tuvieron su auge con dinero prestado. La deuda corporativa se disparó en años recientes.

Ratio de deuda neta-ebitda en los últimos 12 meses.

Quicksilver Resources 12,6
Antero Resources 6,2
Warren Resources 5,2
Goodrich Petroleum 5,0
Resolute Energy 4,5
Halcón Resources 4,3
EXCO Resources 3,7
Rex Energy 3,6
Midstates Petroleum 3,2
EP Energy 3,0

Nota: Empresas de EE.UU. que cotizan en bolsa, con al menos US$100 millones en ingresos en los últimos 12 meses, y que se enfocan primariamente en la producción de Petròleo y gas.
Ebitda: ganancia antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.
Fuente: SSP Capital IQ.

Deudas de compañía con foco en exploración y producción (millones)

14 US$199.300

Nota: Las cifras no incluyen a Chevron y Exxon Mobil; 2014, hasta el tercer trimestre.

The Wall Street Journal

http://busquedas.gruporeforma.com/reforma/Documento/Impresa.aspx?id=1642946-1066&url=http://hemerotecalibre.reforma.com/20150108/interactiva/RNEG20150108-004.JPG&text=petroleo&tit=Las%20petroleras%20de%20EE.UU.,%20forzadas%20a%20bombear%20crudo%20para%20pagar%20sus%20deudas#ixzz3QiqpYCqq